BEATRIZ ABAD

Le ha gustado imaginar la vida en un montaje de secuencias, donde se hilan historias, con diversidad de estados de ánimo, diálogos, colores, enfoques, y atmósferas.
De ahí ahora, su versatilidad para crear diferentes realidades, dependiendo de las diferentes narrativas. Gracias a su inquietud, ha conseguido ser un director con amplia experiencia. Su plasmación visual, es cuidada y atendida. Hay carácter, cinematografía, estilo y originalidad. Su estrecha relación con la danza, la coreografía y la música, le hace tener un pulso especial. Es un director pragmático y apasionado en el trabajo, en el enfoque de cada pieza, cercano y atento. Su estilo clown para dirigir actores es muy eficaz. Rodando historias, “así pasa la vida”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.